El Gobierno ha oficializado la undécima ampliación del Presupuesto para el año 2023, con una asignación adicional de $371.347 millones. Estos fondos se distribuirán entre diversos sectores clave, incluyendo ANSES, salarios, obras públicas y educación. La decisión administrativa 884/2023 publicada en el Boletín Oficial detalla tres anexos explicativos que respaldan las modificaciones presupuestarias. Esta ampliación representa el 1% del crédito vigente y se justifica como un refuerzo necesario para gastos en personal, funcionamiento, equipamiento, subsidios, becas y transferencias varias, considerados como “gastos impostergables” para el funcionamiento normal de entidades públicas.

Según la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP), estas modificaciones responden a mayores autorizaciones de gastos para 108 programas presupuestarios, con reducciones en 22 programas. La asignación más significativa, de $139.535 millones, se destina a ANSES para el Fondo de Afectación Específica para la Recuperación, la Producción y el Desarrollo Argentino (FAE). Además, se asignan $64.500 millones para la atención médica de beneficiarios de pensiones no contributivas y $50.669 millones para diversas necesidades educativas.

Lee también: Domingo picante: llega el último debate presidencial

El detalle del gasto incluye asignaciones específicas para el Poder Judicial, infraestructura, transporte y obras públicas. Estas modificaciones, presentadas en un anexo de 287 páginas, resultan en un déficit de $192.807,9 millones, que se cubrirá mediante un aumento de fuentes financieras por $35.175,1 millones y una disminución en las aplicaciones financieras por $157.632,8 millones, según información proporcionada por ASAP.