El presidente Alberto Fernández dio su último discurso al mando de la Nación, donde realizó un balance sobre sus 4 años en la presidencia, resaltó sus logros y aseguró que no va a esperar “el juicio de la historia” que suele ser benévolo con los expresidentes. A la vez, destacó el gran momento para la democracia argentina “Lo logramos. Fuimos capaces.”.

“Hace exactamente 40 años transitábamos las últimas horas de la más feroz dictadura militar de nuestra historia. Lo hacíamos con esperanza por el futuro, y con el secreto terror de que pudiera volver a repetirse el círculo de autoritarismo y espanto que marcó buena parte de nuestro siglo XX.”

Fue la forma de celebrar la democracia de Alberto Fernández.

“No voy a elegir el lugar cómodo de esperar el juicio de la historia que suele ser benévola con los expresidentes porque oculta los claroscuros del presente”, aseguró Fernández en sus últimas palabras al frente del Poder Ejecutivo.

En ese sentido, Fernández dijo que escucha y se hace cargo del juicio de sus “contemporáneos. De su entusiasmo, sus enojos y sus críticas”.

Leer más: Bolsonaro ya está en la Argentina • Canal C

Por otro lado, el mandatario saliente manifestó que durante su gestión “Argentina vio crecer su economía un 16% entre 2021 y 2022” y que “el empleo registrado comenzó un crecimiento que lleva 37 meses ininterrumpidos, el lapso más prolongado de creación de empleo observado en democracia”.

“Este gobierno acompañó las transformaciones que reclamaba la marea del feminismo en las calles, y así logramos hacer historia: conseguimos sancionar el Aborto Legal, Seguro y Gratuito”, destacó en otro pasaje de su texto de despedida sobre los hechos históricos que se realizaron en su mandato.

A su vez, el jefe de Estado reconoció que durante su gestión no alcanzaron “los objetivos” que se propusieron respecto del “fortalecimiento del ingreso, la lucha contra la inflación y la disminución de la pobreza”.

“Las circunstancias y el contexto no nos acompañaron”, argumentó al tratar de justificar que, debido a la pandemia, no fue favoreció para atacar a las problemáticas que arrastraba Argentina. Asimismo, aseguró que deberían haber gestionado “mejor o diferente”.

Leer también: Llaryora ya definió su gabinete para la provincia • Canal C

Por otro lado, el titular del Poder Ejecutivo que dejará la Casa Rosada el próximo domingo, hizo un repaso de la herencia que tendrá que asumir el presidente electo, Javier Milei:

“El año entrante ingresarán, producto de nuestras exportaciones agrícolas y ganaderas, de nuestras exportaciones de gas y de litio, alrededor de 35.000 millones de dólares. Además, gracias al gasoducto que construimos, dejaremos de gastar 5.000 millones de dólares para importar gas licuado”.

En ese sentido, Fernández señaló que desde este año hasta el 2030 las estimaciones marcan que las exportaciones de bienes y servicios sumadas “crecerán el 80%” desde la actualidad.

Agradeció al sistema de salud por haberlo acompañado durante la pandemia que atravesó el mundo, y muy cruelmente a la Argentina:

“Mi eterna gratitud a los hombres y mujeres de nuestro sistema de salud que dieron todo de sí para salvar vidas. Priorizamos la salud, pero lo hicimos protegiendo el sistema económico”.

“Con semejante escenario, no es razonable pensar en un ajuste que detenga nuestra producción y restrinja el empleo y el consumo que tanto nos ha costado recuperar”, advirtió el presidente saliente.

“Debemos cuidar que, bajo el argumento de querer resolver el problema fiscal, no se vulneren los derechos de los que trabajan ni se frustren las aspiraciones de los que invierten y producen”, concluyó.

Mira el video del discurso completo: