El ministro de Economía, Luis Caputo, anunció este lunes que las jubilaciones van a tener un aumento del 30% por la fórmula de movilidad vigente y un bono compensatorio. Además, confirmó que en las próximas 48 horas el gobierno fijará en forma unilateral el salario mínimo, en $180.000 desde febrero.

Entrevistado por Pablo Rossi en LN+, el funcionario destacó  “la situación que se heredó” del gobierno de Alberto Fernández. “Se le decía que le iba a pagar a los jubilados con las leliqs y las leliqs las multiplicaron por 20 y los jubilados perdieron el 40 por ciento“, subrayó. También criticó las trabas al proyecto de Ley Ómnibus que terminó por caerse en la Cámara de Diputados. “Esta fórmula no funciona, es peor para los jubilados”, sostuvo sobre la forma en la que se calculaban los haberes hasta ahora”.

La fórmula de los jubilados hay que cambiarla, si seguimos con el juego político de querer seguir haciendo uso de la jubilación y demás con la Ley, más se demora esto. Mientras tanto vamos a darles un bono y protegerles la capacidad de compra”, explicó Caputo. El ministro no anticipó a cuánto ascendería el bono, aunque se estima que como mínimo alcanzaría los $ 55.000 de los bonos anteriores.

Tras el dato del inflación de enero en 20,6%, el ministro de Economía dio su pronóstico para febrero: “Pienso que va a estar más cerca de 10% que de 20%. Vamos a ver una baja sustancial por el control fiscal y monetario. Una cosa es recomposición de precios relativos y otra es inflación. La parte buena es que si sacás el efecto de recomposición, la inflación está bajando fuerte”.

No obstante, aceptó que los próximos meses van a ser “durísimos”. “Fuimos por décadas un país adicto al déficit y estamos en rehabilitación”, agregó.