El ministro de Economía, Luis Caputo, aseguró el pasado lunes a la cúpula de la UIA (Unión Industrial Argentina) que en el momento que Argentina logre un superávit fiscal, va a haber una brutal baja de impuestos, algo que hoy necesitamos hacer, pero no podemos”.

“Vamos a pasar a tener superávit y va a haber toda esa brutal baja de impuestos que hoy necesitamos hacer pero que no podemos. La prioridad es llegar a déficit cero”, aseguró el ministro.

Caputo arribó a las 13:15 horas al edificio de Avenida de Mayo al 1100, en el centro porteño, acompañado por el secretario de Comercio, Pablo Lavigne, y el secretario general de Coordinación, Juan Pazo para reunirse con las autoridades de UIA asistieron su titular, Daniel Funes de Rioja; el director ejecutivo, Diego Coatz; y el vicepresidente de Relaciones Internacionales, Luis Tendlarz, entre otros.

“Venimos a hacer las cosas por el país y por ustedes. Estamos dispuestos a dar pelea con los que haya que darla”, señaló Caputo. Luego, prometió que “vamos a pasar a tener superávit y va a haber toda esa brutal baja de impuestos que hoy necesitamos hacer pero que no podemos. La prioridad es llegar a déficit cero“.

A su vez, el titular de Economía dijo al sector industrial que “en poco tiempo van a empezar a percibir muchos beneficios de esta política” y remarcó “Vamos a traer un montón de desregulaciones. Ustedes mismos conocen los problemas mejor que nosotros. Entonces, mantener el diálogo es algo fundamental“.

Al terminar el encuentro, Funes de Rioja habló con la prensa y señaló que el país atraviesa una situación compleja “Argentina necesita estabilidad macroeconómica, que es lo que da previsibilidad y confianza para invertir, sino no hay nadie que lo haga”.

Te puede interesar: Milei recibe por primera vez a todos los gobernadores en la Casa Rosada • Canal C

Caputo repasó las primeras medidas del Gobierno y explicó la visión macro sobre la situación del país.

“Caputo hizo una explicación de lo que es el corto plazo (60 días). Se fijó un tipo de cambio hasta marzo, que no lo van a dejar atrasar. Nos dijeron que los primeros meses serán complejos y hablamos de, en la medida de lo posible, mitigar el impacto”, señaló Funes de Rioja en diálogo con la prensa al finalizar la reunión.

En ese sentido, el presidente de la UIA dijo que en materia de actividad “ya hay datos recesivos, pero a nivel micro, aún no macro”, aunque destacó que “ya venimos hace varios meses con comportamientos asimétricos” entre sectores con crecimiento y otros con caídas.

Respecto al próximo bimestre del 2024, Funes sostuvo que “es posible que decline la actividad” porque al impacto de la reciente devaluación habrá que sumarle la cuestión estacional, ya que “enero y febrero son dos meses de vacaciones y mantenimiento”.

En lo que hace específicamente a los temas sectoriales, en el encuentro se abordó la decisión de emitir un bono para importadores con deuda comercial: “Estamos en mora con el pago de deuda, es algo que ya tendríamos que haber erogado. Nuestros proveedores nos dicen que no le van a vender más a la Argentina” por los incumplimientos, sostuvo el titular de la UIA.

La idea del bono “es hacerlo lo más atractivo posible”, dijo, en tanto desde la UIA señalaron que el 50% de la deuda comercial es intrafirma, es decir entre las compañías y sus casas matrices o sedes radicadas en el exterior. Sin embargo, no se brindaron mayores detalles finos sobre el instrumento que está bajo análisis.

Las empresas solicitan novedades ya que necesitan saber si la herramienta podrá ser vendida en el mercado secundario o si podrán otorgársela a los proveedores como pago. Al día de hoy, las alternativas de las firmas importadoras son abonarles a sus proveedores con dólares propios o entrar en mora, explicaron desde la UIA.

Por otro lado, la UIA pidió revisar las retenciones a las exportaciones industriales porque “puede complicar la situación competitiva exportadora”, y de acuerdo con lo revelado, el Ministerio de Economía tomó nota del reclamo y prometió revisar el tema “sector por sector”.

Durante el encuentro, las autoridades de la UIA también plantearon la necesidad de encontrar soluciones urgentes para el acceso a insumos importados para la producción y una desburocratización fiscal y laboral para volver a generar empleo de calidad. “Planteamos la necesidad de una reforma impositiva, pero nos dijeron que primero hay que llegar al déficit cero”, comentó Funes.

Asimismo, los directivos de la entidad fabril expresaron sus preocupaciones por el impacto contra las exportaciones que puede generar el aumento del impuesto PAIS. Funes de Rioja precisó que desde el equipo económico respondieron “que el Impuesto PAÍS y las retenciones son medidas de urgencia porque Argentina no tiene dólares”.

A modo de solución, en diálogo se puso sobre la mesa la posibilidad de otorgar incentivos a las exportaciones incrementales, a través de una menor carga tributaria. Es un tema que quedará en estudio por parte del equipo económico. Respecto al comercio exterior, culminaron hablando de algunas licencias no automáticas (LNA)que deberían mantenerse, en tanto que otras no se justifican.

Leer también:

Caputo le anticipó a la UIA una "brutal" baja de impuestos tras lograr el superávit fiscal • Canal C

Fuente: Télam