Del 4 al 8 de septiembre se celebra la Semana Nacional de la Epilepsia, haciendo mención a esta patología que la padecen aproximadamente 50 millones de personas en el mundo, y casi 300mil argentinos. Se trata de una de las enfermedades neurológicas más frecuente.

Tal como establece la Organización Mundial de la Salud, el miedo, los malentendidos, la discriminación y el estigma social han rodeado a la epilepsia por cientos de años y es una situación que sigue vigente. Sin embargo, una persona con epilepsia puede desarrollar una vida normal teniendo los recaudos necesarios.

Salud: Casi 300 mil argentinos tienen epilepsia • Canal C

“Hemos mejorado respecto de años atrás en términos del estigma, pero en mucha gente persiste el miedo, sobre todo por desconocimiento; se cree que es una enfermedad mental o psiquiátrica, cuando no lo es y en el plano laboral, es difícil que la gente reconozca que tiene epilepsia porque -por la misma ignorancia- todavía hoy puede restringir sus posibilidades de contratación”.

María del Carmen García, médica neuróloga y presidente de la Liga Argentina Contra la Epilepsia (LACE).

La epilepsia afecta a personas de todas las edades, aunque las crisis tienden a aparecer en la infancia o en la adolescencia tardía y la incidencia aumenta nuevamente después de los 65 años de edad. Esta patología, dependiendo su grado de severidad, puede provocar crisis recurrentes, contracciones musculares involuntarias, pérdida de la conciencia, alteraciones del movimiento, de los sentidos y de otras funciones cognitivas.

¿Qué es una crisis epiléptica? La Liga Argentina contra la Epilepsia (LACE) describe que las crisis de epilepsia ocurren cuando el sistema eléctrico del cerebro deja de funcionar correctamente por un breve período de tiempo y las neuronas descargan actividad eléctrica en forma anormal.

Posibles causas:

 Daño cerebral ocasionado durante el embarazo o en el parto.

– Malformaciones congénitas o trastornos genéticos con malformaciones cerebrales asociadas.

– Traumatismos craneoencefálicos graves, como en accidentes de tránsito.

– Accidentes cerebrovasculares (ACV)que limitan la llegada de oxígeno al cerebro.

– Infecciones cerebrales como meningitis, encefalitis o neurocisticercosis.

– Ciertos síndromes genéticos.

– Tumores cerebrales.

Salud: Casi 300 mil argentinos tienen epilepsia • Canal CSalud: Casi 300 mil argentinos tienen epilepsia • Canal C

Tras el correcto diagnóstico, el éxito del tratamiento dependerá de factores como el tipo de epilepsia, la elección del tratamiento y su cumplimiento. Con el abordaje apropiado, las crisis pueden ser completamente controladas en alrededor del 70% de los pacientes.