Jorge Vasconcelos y Maximiliano Gutiérrez plantean en su editorial y bajo el título “Hora de establecer prioridades dentro de lo “necesario y urgente”, la relevancia de identificar, antes los reveses judiciales y legislativos del gobierno, cuáles son los puntos prioritarios para reordenar la agenda.

La experiencia con los BOPREAL, instrumentos ideados con el objetivo de solucionar las deudas comerciales con el exterior, “podría estar convalidando la necesidad de un replanteo más profundo en el funcionamiento del mercado, teniendo en cuenta además que se están iniciando las negociaciones formales con el staff del FMI.

Devaluación

“La devaluación implícita acumulada para el primer trimestre es del orden del 20%. En las últimas jornadas la brecha cambiaria osciló en torno al 23%. Sin embargo, hay factores temporarios detrás de ese guarismo, tal el caso de la liquidación del 20 % de las exportaciones
a través del CCL (que drena el flujo de divisas a favor del BCRA); las prohibiciones que subsisten para las operaciones “cruzadas” (MULC/CCL) por parte de las empresas; la normativa cambiaria para el pago de importaciones, con un restrictivo cronograma; una demanda de dinero estacionalmente más alta en esta parte del año, fenómeno que habrá de revertirse hacia fin de enero.”

Licuación: ¿Cuánto tiempo más se necesita?

“Desde mediados de diciembre, el BCRA apunta a un escenario en el que la tasa en pesos resulte positiva en términos de dólares, pero fuertemente negativa en relación a la inflación local. Se recortó la tasa de Plazo Fijo al 9,0 % mensual, en un contexto de aceleración inflacionaria. De esta manera, la licuación de saldos reales ocurre a un ritmo muy acelerado. El tema es que el objetivo de reducir el “exceso de pesos” todavía no habría sido alcanzado”.

El dato regional de la semana: La presión apunta a subir 2 puntos del PBI en 2024, pero será marginal lo que se derive de coparticipación a provincias

Por Marcelo Capello, Nicolás Cámpoli y Juan Manuel López.

La recesión fue avanzando durante el 2023, con un crecimiento más pronunciado desde la reforma de Ganancias: “La reducción real de la recaudación nacional en el mes de diciembre (-19,8%) resultó mucho más pronunciada que la caída anual en 2023 (-7,2%)”.

En tanto, los autores sostienen que “Se estima que la recaudación nacional pasará del 22,8% del PIB en 2023 a 25,1% en 2024, con una suba de 2,3 puntos porcentuales, especialmente por lo que pueda ocurrir con los tributos que dependen del comercio exterior. Los que están más ligados al consumo y la actividad en el mercado interno, tendrían un leve retroceso.”

Coparticipación

“Las transferencias automáticas a provincias serían equivalentes a 7,8% del PIB en 2024, contra 7,6% en 2023 y 7,9% en 2022. Esto es, subirían 0,2 puntos del PIB en 2024 respecto al año anterior.

Frente a la situación negativa de 2023, “Si la comparación se realiza en pesos constantes, el sector público nacional mejorará sus
ingresos tributarios netos de coparticipación a provincias en un 13,1% en 2024, mientras las transferencias a provincias lo harán un 0,8%.”

+Leé también:

Devaluación y coparticipación, entre lo necesario y urgente • Canal C