Este miércoles se votó en Diputados el proyecto de reforma de ley de alquileres aprobado la semana pasada por el Senado. El oficialismo logró 41 firmas a favor del proyecto en revisión, mientras que la oposición le dio 39 votos al proyecto anterior.

Frente a este contexto, el Movimiento Inquilino Nacional difundió un comunicado en el que expresa que “la oposición ignora las necesidades de las familias inquilinas”. El texto comienza diciendo: “Nos vemos en la obligación de expresar nuestro firme rechazo a la ratificación, en el dictamen de minoría, del texto original de modificación de la mencionada ley por parte de la oposición.”

“Esta propuesta representa un serio retroceso en los derechos de los inquilinos y amenaza la estabilidad de miles de familias trabajadoras que, durante años, han luchado por alcanzar un marco legal que garantice un acceso justo y seguro a la vivienda”, continúa el comunicado, para luego enumerar las principales puntos que preocupa al movimiento. Estos ejes son:

  1. HACIA UNA SUBASTA INQUILINA: Si bien el proyecto establece la prohibición de exigir adelantos por parte del propietario, abre la posibilidad de que, en una lógica de mercado, algunas familias inquilinas se vean presionadas a adelantar pagos.
  2. MAYOR INESTABILIDAD: La reducción del plazo mínimo de los contratos a 2 años generaría más costos e inestabilidad para quienes alquilan.
  3. PAGAR MAS ALQUILER: La propuesta establece aumentos cuatrimestrales y permite que los propietarios definan el índice de ajuste, lo que podría llevar a aumentos desmedidos y que siga avanzando más el alquiler en el salario de un inquilino o inquilina.
  4. ALQUILERES EN DOLARES: La posibilidad de publicidad y contratos en dólares incrementaría aún más la incertidumbre y la volatilidad en el mercado de alquileres, siendo que nuestros salarios son en pesos.

Hacia el final, hace un llamado a los legisladores y legisladoras de la oposición: “Les instamos a votar a favor de la modificación propuesta por el Senado, que busca equilibrar los intereses de propietarios e inquilinos y poner fin a la
especulación en el mercado de alquileres.”

“Asimismo, reiteramos nuestro llamado a declarar la emergencia habitacional y a implementar medidas de cuidado urgentes, mientras se diseñan políticas públicas integrales que aborden el problema del acceso a la vivienda en nuestro país.”, cierra el comunicado.