Con números récord, el 30 de septiembre marcó el cierre de la inscripción para la edición 2023 del programa de Buenas Prácticas Agropecuarias (BPAs), a cargo del Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Provincia de Córdoba. En su séptima edición, el programa atrajo a 3.602 hombres y mujeres del campo, quienes enviaron sus prácticas para revisión. 

Este año, se logró un total de 11.426 unidades de manejo, que representan impresionantes 3.000.156 hectáreas y un total de 25.116 prácticas declaradas por los productores. Estos números representan los mejores resultados desde el inicio de la iniciativa, que ha sido reconocida por Naciones Unidas y galardonada con el Premio CiTA en la categoría Innovación Tecnológica en el rubro “Educación y generación de conocimiento”.

Lee también: Schiaretti inauguró el plan de Buenas Prácticas Agropecuarias

En cuanto a los departamentos líderes en participación, San Justo, Presidente Roque Sáenz Peña, Córdoba, Marcos Juárez y Río Segundo se destacan en el ranking. Una característica destacada de este año es que la inscripción comenzó en marzo y, a medida que los productores validaban sus prácticas, se agilizaba la creación de los expedientes administrativos para que pudieran recibir los beneficios de manera rápida. De esta forma, el 30% de los productores que participaron en 2023 ya han recibido sus incentivos en el mismo año.

Por su parte, el ministro Sergio Busso destacó que “los productores de Córdoba se comprometen cada vez más con este desafío de multiplicar acciones y apostar por un modelo cada vez más sostenible”. Además, resaltó que el programa “es una política pública, resultado de una profunda articulación público-privado”. Por su parte, Santiago Dellarossa, director de Desarrollo Agropecuario Sostenible, expresó su orgullo por la creciente participación de hombres y mujeres en el programa, que demuestran su compromiso con el cuidado del ambiente a través de técnicas y métodos de trabajo validados por el programa de BPAs.