El gobernador saliente de Mendoza, Rodolfo Suárez, presentó una cautelar a la Corte Suprema para que se suspenda la devolución del IVA y las modificaciones a Ganancias, al considerar que ambos proyectos impulsados por el Ministro de Economía, Sergio Massa, afectan el fondo de coparticipaciones a las provincias.

A través de un escrito, y con el apoyo del gobernador electo, Alfredo Cornejo; Suárez, le reclamó a los jueces que hagan lugar a una medida cautelar en la que se suspenda la ley que modificó el piso de Ganancias (Ley 27.725) y el Decreto 473/2023 que estableció la Devolución del IVA a las compras de la canasta básica (la ley tiene media sanción de Diputados), ya que las mismas representarían una caída importante en la recaudación de dos tributos coparticipables.

El escrito presentado resalta que se ponga como medida urgente “ordenar que los efectos fiscales” de la aplicación de ambas normas y que “sean asumidos con recursos propios del Estado Nacional sin afectar la coparticipación que le corresponde a la provincia de Mendoza”.

La provincia cuyana no sería la única en optar por la vía judicial.  El tema fue planteado en la reunión de gobernadores de Juntos por el Cambio y se espera para los próximos días que el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés siga el mismo camino.

En números

La Oficina de Presupuesto del Congreso de la Nación estableció el impacto de ambas normas. En el caso de Compre sin IVA, el Congreso estimó que tendrá un impacto de una pérdida de 1,01% del Producto Bruto Interno del 2024. El gobernador Suárez precisó que entre octubre y noviembre la provincia cuyana perdió “aproximadamente $7.000 millones” en concepto de coparticipación por el achicamiento de los fondos coparticipables.

En cuanto a Ganancias, la Oficina del Congreso estimó que la caída en la recaudación sería de alrededor de casi 3.000 millones de pesos, lo que significa una caída de 0,83% del PBI. La provincia de Mendoza estimó que durante el 2024, deberá afrontar una pérdida de ingresos de 1.700 millones de pesos.

+Léé también: Los salarios de los trabajadores informales siguen sin ganarle a la inflación