El presidente reelecto de España, Pedro Sánchez, realizó un multitudinario acto del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) tras su reelección en donde apuntó contra su par argentino, Javier Milei.

En su discurso aseguró que España es un país “amante de la paz y la justicia social y, asimismo, feminista y ecologista”. “Van a haber cuatro años más de Gobierno progresista”, afirmó.

Pedro Sánchez viene de enfrentar a los partidos opositores de derecha: Partido Popular (PP) y el VOX. Ambos partidos demostraron su apoyo al líder libertario durante la campaña. En este contexto, el mandatario español los cruzó y sostuvo: “Nosotros sí tenemos un proyecto para España. La derecha y la ultraderecha solamente tienen insultos para la mitad de España”.

Luego, sentenció: “Me encanta ver banderas de España aquí, porque nosotros también somos España”. “No va a haber ni Trump, ni Milei, ni Bolsonaro, ni el holandés Wilders, ni Feijóo ni Abascal”, expresó.

Pedro Sánchez apuntó contra el Partido Popular (oposición de derecha) por apoyar a Milei de cara al balotaje

Previo al balotaje en Argentina, Sánchez había apuntado contra el Partido Popular (PP) al reprochar que su predecesor Mariano Rajoy apoyó al candidato de La Libertad Avanza (LLA), Javier Milei, y diferenció el pensamiento de esa fuerza política con la del socialismo que lidera.

En el marco del debate por su investidura en el Congreso de los Diputados, Sánchez citó una declaración de Milei en la que sostuvo que “la justicia social es una aberración y es injusta porque implica un trato desigual frente a la ley” y la comparó con una afirmación que hizo hace unos meses la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, del PP, quien señaló “que la justicia social es un invento de la izquierda para promover la cultura de la envidia”.

“Este Gobierno de coalición que represento no considera la justicia social una aberración, antes, al contrario, la consideramos la condición misma de la vida en sociedad”, porque eso “es justamente patriotismo, ser conscientes de que navegamos todos en el mismo barco” y de que el bienestar propio depende del de los demás”, aseguró el presidente español.