Tras los anuncios del gobernador Martín Llaryora, hoy el Sindicato de Empleados Públicos (SEP) se concentra y moviliza desde las 10 horas en su sede en la calle Corro 269 en la ciudad de Córdoba, para marchar hacia el Ministerio de Trabajo de la Nación y finalizar en la Casa de Gobierno.

Por otro lado, el sistema de salud y gremios de empleados públicos mostraron su rechazo y anunciaron que se adhieren al pato del 24 de enero, en simultaneo siguen las asambleas en algunos hospitales públicos.

Estela Giménez, miembro de UTS, dijo al medio Cadena 3 que el discurso del gobernador demuestra que “se va hacia un ajuste que va a caer sobre los trabajadores y donde se va a responsabilizar a los directores de las cosas que empiecen a faltar en los hospitales”.

A su vez, remarcó que hasta el 2013, las compras y presupuestos estaban a cargo de los directores. “Llegamos a no tener gasas”. También cuestionó que se “envalentona a los directores para hacerlos responsables de los despidos y darles mayor autoridad cuando no corresponde porque por ley no es así”. “Somos empleados de la provincia”, remarcó. 

Por otro lado, criticó al Llaryora por las medidas de ausentismo: “Se tomó como ausentismo a las licencias por maternidad para hacernos quedar como faltadores, es un blanqueo de su gestión para recortar en salud pública y él quiere hacernos parte de este recorte”.

Para finalizar, ratificó el paro para el 24 de enero y la continuidad de las asambleas: “No podemos permitir que nos toquen nuestros derechos”, afirmó.

Te puede interesar: