Desde que Argentina volvió a negociar con el FMI (Fondo Monetario Internacional) en 2018, no se pudo saldar la deuda. Incluso, en 2023 se conoció que el gobierno llegó a romper el acuerdo al no pagar lo establecido.

Según dio a conocer el vocero presidencial, Manuel Adorni, esta mañana en una conferencia de prensa, este jueves 4 de enero el Gobierno argentino y el FMI comenzarán a renegociar el acuerdo caído por la deuda de casi 45 mil millones de dólares que el país mantiene con el organismo.

Solo en enero, la Nación debe abonar 1.900 millones de dólares por lo que es esencial que un nuevo acuerdo se lleve a cabo para que la deuda no perjudique aún más la situación económica actual.

La reunión se llevará a cabo entre una comitiva que enviará el FMI y el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, y el ministro de Economía, Luis Caputo. Adorni no precisó sobre quienes serán los encargados de que el organismo manda a Buenos Aires.

Si las reuniones logran encauzarse hacia la confección del Staff Report Argentina, se podría llegar a tener los fondos necesarios para hacer el pago sin debilitar aún más las reservas y por lo tanto no habría más emisión, lo que impacta en la inflación. También existe la posibilidad de una postergación parcial del vencimiento.

Con respecto a mover la fecha de vencimiento, para ganar tiempo, sería ventajoso que se establezca el 31 de enero como día límite, tal como se hizo en otras oportunidades y esperar hasta ese momento la aprobación del Directorio.

Actualmente, el FMI tiene pendiente un desembolso por 2.600 millones de dólares que debía efectuarse en noviembre, pero que no tuvo tratamiento ya que desde el ministerio de Economía encabezado por Sergio Massa se había incumplido con todos los compromisos que había tomado apenas un par de meses antes.

La renegociación implica no caer de default debido a que, en ese contexto, Argentina tendría un escenario difícil para recomponer la relación. Incluso, implicaría que el país acuerdos conexos como con el Club de París que inhabilitaría créditos para las empresas nacionales. La propuesta busca reponer el cronograma de desembolsos ya que Argentina debe seguir cumpliendo con los pagos si quiere seguir con el acuerdo en pie

Por el perfil libertario de actual gobierno de Javier Milei las negociaciones deberían concluirse en buenos términos. Dado el programa que ha propuesto Milei, el FMI es menos exigente. Recordemos que el principal objetivo de Milei es llegar al déficit cero durante 2024, cuando el programa con el organismo permitía un desvío de 0,9% del PBI.

Pero Argentina parte de un desequilibrio de 5% en 2023, según estimaciones del gobierno, y en consecuencia también requerirá de un fuerte ajuste muy superior a los tradicionales exigidos por Washington.

Te puede interesar:

FMI y Gobierno, en búsqueda de un nuevo acuerdo • Canal C