El Gobierno de Mendoza presentó el pasado jueves 15 de febrero un paquete de 26 leyes. Uno de los puntos sobre salud indica que se establezca un “cobro de prestaciones a quienes manejen alcoholizados” y sean atendidos en el sector público sanitario ante un siniestro vial.

En ese sentido, el ministro de Salud de la provincia de Mendoza, Rodolfo Montero, explicó al medio Cadena 3 que “la ley habilita al sector público a cobrar a los infractores, por más que tengan cobertura”, y agregó que “no se trata de la recaudación de la provincia, sino que es un tema de concientización”.

El proyecto fue comunicado por el gobernador, Alfredo Cornejo, y el ministro de Salud, Rodolfo Montero.

En ese sentido, el ministro estableció que “Aquellas personas que no tengan cobertura y que tengan un accidente de tránsito producto de consumir alcohol, lógicamente se les va a brindar los servicios, pero, en el momento del alta, el Estado está facultado para iniciar un proceso de recupero de los costos de las prestaciones llevadas a cabo”.

“Cada politraumatismo, ya sea moderado o grave, cuesta $15 millones entre internación y prótesis. Depende de la gravedad de la situación, pero es más o menos una persona hospitalizada entre 15 a 20 días”, esclareció Montero.

“Córdoba puso en marcha hace unos años alcohol cero y me parece muy bueno el proyecto. De a poco, se van dando buenos resultados”, concluyó el funcionario mendocino.