Faltan 5 días para el balotaje que definirá al próximo presidente del país. En ese contexto, el líder de la Libertad Avanza, Javier Milei, se disponía a dar un discurso en el partido bonaerense de Ezeiza, cuando se generaron disturbios con militantes oficialistas. Los mismos llevaban carteles a favor de Sergio Massa.

Milei tenía previsto realizar una de sus habituales caravanas que iba a terminar a las 17:00 en la esquina de las calles Paso de la Patria y Rafael Ramos Mejía, sin embargo la actividad se demoró por la aparición de personas que comenzaron a insultar y empujar a los presentes.

De un lado de la calle los cánticos rezaban a favor del libertario “la casta tiene miedo”, mientras que la fracción contraria entonaba “Massa presidente”. Por este motivo, llegó hasta el lugar el intendente local, Gastón Granados, integrante del oficialismo nacional. El dirigente negó haber convocado a la militancia oficialista y manifestó a la prensa que solamente se acercó a esa esquina para “evitar que haya problemas”.

Que venga Milei, que haga su acto y que se vaya. Nosotros no tenemos ningún problema en que venga, nos paramos acá, en la esquina, y estamos tratando de garantizar la seguridad para que haga el acto que quiere hacer y se retire, nada más”, sostuvo el intendente; al tiempo que reconoció que ”cuando la gente se enteró de que Milei venía y decidieron venir espontáneamente.

“Sí, porque es muy grande el daño que le quiere hacer a la Argentina y a Ezeiza, por eso todos los vecinos se acercaron. Si no estuviera yo acá, esto ya hubiera explotado. Lamentablemente, los militantes (de Unión por la Patria) ya están acá y uno tiene que venir a poner la cara y a evitar que se arme un desmadre”, justificó Granados.

Pasadas las 18:20, Javier Milei subió al escenario montado en la calle, acompañado por su hermana y jefa de campaña, Karina Milei, y por la ex aspirante a gobernadora bonaerense por La Libertad Avanza, Carolina Píparo.

+Leé también: Milei en Rosario: “Tenemos que elegir si queremos populismo o la república”