Este miércoles, el fiscal federal Guillermo Marijuan imputó a Silvina Batakis, presidenta del Banco Nación y ex ministra de economía, por la contratación de familiares y de “Pity”, la numeróloga, en la entidad bancaria.

El funcionario acusó a la exministra de Economía por los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público, defraudación contra la administración pública por administración fraudulenta y peculado. También fue imputada María del Carmen Barros, la gerenta general del Banco Nación.

LEER MÁS: “Habrá quilombo”: este miércoles el Suoem hará más de 10 protestas simultáneas en la ciudad

La denuncia sostiene Batakis y Barros “habrían intervenido en el ámbito de sus funciones y sin contar con el aval del directorio” del Banco Nación “la contratación de Verónica Laura Asad, conocida como ‘Pitty, la numeróloga’ para un ‘un curso de coach’ por la suma de $1.800.000″, “la designación de Héctor Javier Silva, ex marido de Silvina Aída BATAKIS, en el cargo de Gerente de Sistemas del BNA”; y “el nombramiento de Juan Pablo Pedemonte, hijo de María del Carmen BARROS, al frente de una gerencia en la casa matriz del BNA”.

Bajo la lupa también quedaron “el nombramiento de Maximiliano Piantanida, amigo de María del Carmen BARROS, en el cargo de Gerente Departamental del BNA; la autorización de parte de Silvina Aida BATAKIS a favor de María del Carmen BARROS para que ésta última perciba diversos plus y premios que le permitirían cobrar un sueldo mensual que ascendería a la suma aproximada de $9.000.000″ y el “permitir que Juan Manuel Romero, pareja de María del Carmen BARROS, perciba a modo de remuneración la suma mensual de $700.000 aunque según refiere la denunciante ‘según dice gente del propio banco, prácticamente no va a trabajar’”.