El pago del bono de $60.000 a trabajadores que ganen menos de $400.000, tanto del sector público como privado, fue de una de las medidas económicas anunciadas por Sergio Massa el pasado domingo. Durante el transcurso de la semana fueron muchos los dirigentes que rechazaron la medida, y ya son doce las provincias que se negaron a pagar.

“Quedamos a la espera de coordinar el impacto de lo que son las medidas que se han anunciado a nivel nacional, porque si eso tendría algún tipo de impacto…la verdad es que los municipios no tenemos capacidad para dar ese tipo de respuesta en lo que son los niveles municipales”.

Maxi Suescún, intendente de Rauch y presidente del Foro de Intendentes de la UCR

Frente a esta situación el gobernador Axel Kicillof decidió impartir una ayuda con un fondo especial de $12 mil millones destinado a los municipios bonaerenses que no cuenten con los recursos.