La CGT se reunirá de urgencia este miércoles para analizar los anuncios efectuados por el ministro de Economía, Luis Caputo. Por el momento ya se perfila el primer conflicto del sindicalismo con el gobierno de Javier Milei ya que el rechazo de la dirigencia gremial es unánime

Aún así se puede decir que las nuevas noticias en materia económica fueron recibidas con inquietud y cautela por parte de la CGT, mientras estas pusieron en alerta máxima a los estatales referenciados en ATE. En este último sector avizoraron un fin de año de plena conflictividad con la caída inminente de por lo menos 10 mil contratos en la administración pública nacional.

“Un tsunami total en lo social y algo parecido en los aspectos financieros y económicos”, fue la opinión del líder de la UOCRA y secretario de Relaciones Internacionales de la CGT, Gerardo Martínez, quien representa una actividad que quedará afectada por la paralización de la obra pública.

LEER MÁS:

En este sentido, el sindicalista anticipó que la CGT sumará a sus asesores económicos al encuentro para “evaluar la letra chica de los anuncios y tener una hoja de ruta con lecturas claras y contundentes. Todo es impreciso, aunque muy preocupante. Hay que ver la reacción de la sociedad”, dijo.

El titular de la CTA Autónoma, Hugo “Cachorro” Godoy, advirtió que “el ministro Luis Caputo acaba de repetir el mecanismo de exagerar la situación de crisis heredada para justificar medidas inadmisibles, que van a acrecentar en cuestión de días los niveles de pobreza en la Argentina por encima del 50%”.

Por su parte, Daniel Catalano, de ATE Capital Federal, sostuvo que los recortes anunciados en el Estado “no resuelven nada” y planteó su preocupación por la suerte de “las personas con discapacidad y trans que entraron al sector público este año como consecuencia de cupos establecidos por ley” y que, según lo anunciado por Caputo, verán caer sus contratos el 31 de diciembre.