“No hay un título a 4 líneas de ese estilo en la home de Clarín. Inclusive, si es una copia de un interior de nota tampoco se corresponde con el diseño”. 

“Cuando alguien ve este tipo de manipulaciones, lo primero que hay que hacer es ir al medio en cuestión. En este caso no dice que sea de Clarín pero el diseño se corresponde por su semejanza. Lo mejor es ir al sitio y corroborar si esa información existe o no. En este caso es falsa”. 

Pablo Blanco, prosecretario de Redacción de Clarín