La Comisión Nacional de Valores (CNV) limitó la compra de dólares financieros para inversores y empresas extranjera. El objetivo principal de esta medida es mejorar los controles sobre el mercado de capitales y prevenir maniobras de lavado de activos y evasión impositiva.

La decisión había sido solicitada la semana pasada por el Banco Central y se formalizó este miércoles, a partir de la Resolución General 981/2023, publicada en el Boletín Oficial.

En el marco de un convenio de colaboración e intercambio de información entre la CNV, la Unidad de Información Financiera (UIF) y la AFIP, se establece una serie de disposiciones transitorias que alcanzan a los inversores y agentes de valores del exterior y a grandes inversores locales.

De esta manera, alcanza a las sociedades de bolsa (Alycs), Agentes de Negociación (AN) y Agentes de Corretaje de Valores Negociables (ACVN).

Las disposiciones vigentes:

 Los inversores extranjeros (empresas y o personas humanas) que no son agentes de valores sólo podrán operar por cuenta propia y con fondos propios. Deben informar al intermediario local que van a realizar esas operaciones con cinco días hábiles de anticipación y podrán operar hasta $100 millones diarios. Esta información, con carácter de Declaración Jurada, debe ser remitida por los intermediarios a la CNV.

 El mismo monto y plazo deberán tener en cuenta las sociedades de bolsa del exterior, que operen por cuenta y orden de terceros (clientes argentinos); las sociedades de bolsa del exterior, que operen por cuenta propia y con fondos propios y los inversores locales -que poseen CUIT- y operen por cuenta y orden de terceros.

 Los inversores locales –que poseen CUIT- y operen por cuenta propia y con fondos propios, podrán operar sin límite, pero deberán avisar con cinco días hábiles de anticipación si el monto es mayor a $200 millones diarios.

 Las carteras propias de Alycs y AN podrán saltar los plazos de permanencia cuando concerten operaciones de venta con liquidación en moneda extranjera (dólares) en ruedas de negociación bilateral y posteriormente apliquen esa moneda extranjera a la compra de activos y su posterior venta en pesos (empiezan en pesos y terminan en pesos).

Todas estas decisiones apuntan a “eficientizar y reforzar los mecanismos de supervisión y control por parte de la Administración Federal de Ingresos Públicos, la Unidad de Información Financiera y la CNV, en el marco de sus respectivas competencias”, de acuerdo con la Resolución General.