En el marco del nombramiento del arzobispo Ángel Rossi como Cardenal en el Vaticano el próximo 30 de septiembre, Martín Llaryora y su vice Manuel Calvo, viajaron a Roma y están cumpliendo una extensa agenda.

Particularmente, hoy visitaron el Ministerio de Relaciones Exteriores en la ciudad de Roma, donde fue recibido por el subsecretario Giorgio Silli. Allí, gobernador electo invitó a los funcionarios a que alienten a las empresas italianas a invertir en Córdoba, con la posibilidad que ello conlleva de generar más puestos de trabajo local, ya que el actual gobierno gasificó el 98% de la provincia, lo cual facilita la radiación del sector privado.

El actual intendente de la Ciudad de Córdoba puso en valor los lazos culturales, religiosos y comerciales que a lo largo del siglo pasado y del presente tuvieron y mantienen Argentina e Italia. A su vez que les informó a los funcionarios de Cancillería que Córdoba tiene un banco provincial que acompaña el crecimiento de las empresas. La Provincia trabaja junto al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en el fomento de las inversiones privadas, con programas específicos que hay que incentivar para que más empresas de Italia se radiquen en la capital provincial.

Córdoba en Argentina es una provincia distinta, con superávit fiscal, donde en estos años hemos tenido reconocimientos internacionales que nos posicionan como ciudad frente al mundo”.

Martín Llaryora

En ese sentido, se expresó el vicegobernador electo Manuel Calvo, quien enumeró las fortalezas y oportunidades que Córdoba ofrece a los inversores, rescatando que la diversidad productiva de nuestro territorio y las inversiones en gas natural y conectividad ejecutadas por la actual gestión son las bases necesarias e indispensables para que las empresas puedan radicarse en la provincia.