El candidato a presidente de Unión por la Patria y ministro de Economía, Sergio Massa, no fue consultado previamente por el presidente Alberto Fernández sobre la denuncia penal que presentó en contra el candidato a presidente por La Libertad Avanza, Javier Milei, lo cual provocó enojo en Massa quien supuestamente se lo hizo saber en una charla telefónica.

Según se divulgó, Massa no estaba de acuerdo con la presentación judicial que decidió impulsar Fernández contra el postulante presidencial de La Libertad Avanza y también contra Ramiro Marra (candidato de LLA a jefe de gobierno porteño) por sus dichos en contra del peso y a favor del dólar.

El malestar no sólo habría incluido a Massa, sino a varios dirigentes más del oficialismo, que rechazaron, el movimiento del mandatario a sólo 10 días de las elecciones.

Esta situación hizo que Milei realizara luego una conferencia de prensa para responder a la denuncia, en la que acusó a Fernández de querer “proscribir a la fuerza más votada” en las PASO.

El enojo partiría del contexto dado: 10 días para las elecciones, gran subida del dólar blue, unificación de tres dólares financieros, limitaciones para inversionistas, inseguridad, causa Insaurralde y post debate donde se lo indica de ganador a Javier Milei. Ante este escenario Massa consideró que no era el momento de iniciar una causa.