El Gobierno nacional quitó los subsidios al precio mayorista del combustible, dejando un incremento en las tarifas del gas por encima del 300% per que estará dividida en tres tramos. Este aumento golpea con fuerza a los hogares de altos ingresos, comercios e industrias.

Tras varios meses de demora sobre el aumento en las tarifas de servicios, en abril se seguirá en la línea de ajuste y el gas implicará un gran impacto en las boletas.

Según publicó Clarín, la administración del presidente Javier Milei está a punto de firmar el descongelamiento de las tarifas mediante la quita de subsidios a los hogares de altos ingresos, comercios e industrias.

Según pudo saber el medio, el primer salto en el gas será en abril, mayo y septiembre. Esto implicará un gran gasto en hogares, comercios e industrias por su elevado uso en la temporada para aquellos que poseen gas natural.

Te puede interesar: Milei confirmó que el Gobierno dará de baja 70 mil contratos de empleados públicos • Canal C

Aumento pateado

Las empresas del rubro se reunieron el martes pasado con Enargas (Ente Nacional Regulador del Gas) para acordar un nuevo esquema. Los grandes impactos en las boletas serán para el segundo semestre cuando el invierno este latente y el consumo sea masivo.

La Secretaría de Energía de la Nación y Enargas planearon hacer el incremento para febrero, pero dado el contexto de ajuste y de bajos ingresos, el ministro de Economía, Luis Caputo, bajó la orden de esperar para intentar anclar la inflación en niveles más bajos.

La inminente suba se da en el marco del objetivo del Gobierno de sostener el superávit fiscal en 2024, y una de las partidas que se quieren recortar es la de subsidios energéticos. La hoja de ruta de Caputo estipula una reducción de 0,5% del PIB en esa partida para este año.

¿A que costo?

Según adelantó el medio Clarín este martes, los nuevos valores del gas que forman parte del mix de abastecimiento de producción local y las importaciones será:

Los hogares de nivel 1 (N1) de la segmentación y los usuarios “servicio general P” (usos no domésticos) verán en abril que casi se triplica el precio del gas que venían pagando, hasta valores de entre U$S 2,79 por millón de BTU y U$S 2,95, según la provincia en la que residan. Actualmente, estos clientes tenían un precio del gas efectivo en pesos y trasladado a las tarifas equivalente a U$S 1.

Los usuarios residenciales N2 (ingresos bajos) abonarán entre U$S 0,74 y U$S 0,78 por millón de BTU en abril. Hoy pagan aproximadamente U$S 0,40. En este caso, será de casi el doble.

Los N3 (ingresos medios) pagarán entre U$S 1,10 y U$S 1,17 por sus bloques de consumo subsidiados, y los mismos valores que los N1 y “P” por el resto de su demanda. Hasta marzo, los hogares N3 tenían reflejado en sus tarifas un precio del gas de aproximadamente U$S 0,40 por millón de BTU.

En este punto, vale la pena aclarar que el gas es sólo una parte de las boletas, que también se componen de los márgenes de transporte, de la distribución y de los impuestos.

Los aumentos restantes

Entre mayo y septiembre, los precios del gas subirán otro escalón hasta entre US$ 4,26 y US$ 4,50 por millón de BTU según la localidad. La resolución fija estos valores para los hogares N1 y el resto de los usuarios, sin embargo, no aclara como se subsidiarán a las familias de ingresos bajos y medios para cuando este establecida la canasta básica energética (CBE).

En tanto, la consultora Economía & Energía especificó el porcentaje que cubren con las boletas los distintos usuarios:

  • -Los hogares considerados de altos ingresos pagan el 22% del total de costo de producción
  • -Los de bajos ingresos, el 6,5%
  • -Los de ingresos medios, el 8%.

Por lo que, el aumento de tarifas sería mayor para los usuarios de menor poder adquisitivo sin contar aún los incrementos que convalidará Energía para los servicios de transporte y distribución.

Las empresas Transportadora de Gas del Sur (TGS) y Transportadora de Gas del Norte (TGN), así como Metrogas, Naturgy, Camuzzi Gas Pampeana, Camuzzi Gas del Sur, Gasnor, Gas NEA, Litoral Gas, Distribuidora de Gas del Centro -que atienda a Córdoba- y Distribuidora de Gas Cuyana son “neutrales” en materia de tarifas: trasladan el costo del gas a las facturas y perciben su remuneración regulada por el Estado.

Entre otras predicciones, algunas consultoras estiman que, en total, para fin de año, el aumento superaría en 700% con el fin de las empresas recuperar lo perdido durante el congelamiento sostenido en las tarifas durante el gobierno de Alberto Fernández.

Leer más: Caja de Jubilaciones: el haber mínimo no será menor de $210.000 • Canal C