La industria automotriz argentina enfrenta uno de sus momentos más desafiantes, con señales de deterioro económico que impactan directamente en las principales empresas del rubro. En este contexto, Renault y Nissan han dado a conocer medidas drásticas para hacer frente a la caída sostenida de las ventas y los desafíos económicos que enfrentan.

Crisis en la industria automotriz: Renault baja 270 contratos y Nissan anuncia suspensiones • Canal C

La planta de Renault ubicada en el barrio Santa Isabel anunció la baja de 270 contratos a partir del mes de abril, en respuesta a la continua disminución de las ventas de vehículos en el país. Esta decisión se produce en medio de un proceso inflacionario que ha acumulado un 72% en los tres primeros meses del gobierno de Javier Milei, lo que ha impactado negativamente en el poder adquisitivo de los consumidores y llevó a una reducción en la demanda de automóviles.

Para hacer frente a esta situación, Renault también lanzó un programa de retiros voluntarios y jubilaciones anticipadas, ofreciendo indemnizaciones y beneficios adicionales a los trabajadores afectados. Por su parte, Nissan, asociada con Renault para la fabricación de la Frontier en Córdoba, ha anunciado suspensiones de personal que se extenderán a lo largo de todo el año, aunque sin especificar fechas precisas.

Estas decisiones se suman a los anuncios similares realizados por otras grandes empresas del sector automotriz en Argentina, como Toyota en General Pacheco y General Motors en Alvear. La devaluación de la moneda, la inflación descontrolada y el deterioro del poder adquisitivo de los salarios son señalados como los principales factores detrás de esta crisis, que ha generado recesión, caída en las ventas y disminución en la producción.

A pesar de este panorama desalentador, el sector aún enfrenta desafíos adicionales, con Fiat suspendiendo horas extras debido a la misma situación con las ventas, aunque aún no ha tomado medidas de reducción de personal.