El Concejo Deliberante sancionó el pasado miércoles la ordenanza municipal que prohíbe la utilización de carros o similares tirados por animales de cualquier especie. La misma, establece multas ante incumplimientos e inicia un programa para que los “carreros” cambien a los animales por motocarros. A su vez, la municipalidad se compromete a la entrega de esos vehículos que funcionan con energía eléctrica con una autonomía de ocho horas sin recargar.

El proyecto que deroga la antigua ordenanza 10125 –de inscripción de vehículos tracción a sangre–fue posible gracias al censo realizado para conocer en detalle la cantidad de carros con caballos circulando. De esta forma se obtuvo información también sobre el número de familias dependientes de ésta actividad, que ahora podrán trabajar sin maltrato animal.

Se aprobó la ordenanza que prohíbe la tracción a sangre en la ciudad de Córdoba • Canal C

La normativa modifica el Código de Convivencia Municipal, que en el artículo 220 permitía que los carros puedan “transportar y dar disposición transitoria respecto de residuos inorgánicos reciclables, resto de poda, obras y demoliciones de menor escala, cartón o papel”.

La norma establece que se produzcan acciones de colaboración conjunta con organizaciones sin fines de lucro para la protección, rescate y rehabilitación de los animales que se rescaten. Asimismo, se prevé un año para su cumplimiento pleno. Hasta el momento son 70 los beneficiarios que entregaron sus carros y se calcula que faltan 120 más.

+Leé también La Municipalidad lanzará la app para taxis y remises en versión beta