La segunda jornada del Festival Nacional de Doma y Folklore de Jesús María se vio afectada por condiciones climáticas adversas, obligando a su suspensión. Una fuerte lluvia, acompañada de ráfagas de viento y granizo por breves momentos, se desató sobre el anfiteatro José Hernández, provocando la evacuación del público y llenando los espacios cubiertos del estadio. 

A pesar de la interrupción, la noche había comenzado con muy poco movimiento en las boleterías y la presencia de alrededor de 6 mil personas en el anfiteatro. Nahuel Pennisi fue el encargado de abrir la televisación con un breve pero destacado concierto que incluyó una variedad de chacareras y zambas, mostrando adelantos de su nuevo disco. Aunque la tormenta truncó el evento, la actuación de Los Majestuosos del Chamamé en medio de la lluvia y el granizo se convirtió en una memorable postal festivalera.

Lee también: Los Reartes: por el temporal se cayó el techo del predio municipal

La suspensión del festival fue anunciada oficialmente tras casi una hora de precipitaciones, por motivos de seguridad y debido a las condiciones climáticas imperantes en la región. Más tarde, desde las cuentas oficiales del festival informaron cómo sería la reprogramación del evento y la devolución de las entradas.