Luego del fallo histórico de la Cámara Federal de Casación que dio por probada la participación de Irán en los atentados contra la embajada de Israel en Argentina, en 1992 y contra sede de la AMIA de 1994 calificando el hecho como “crimen de lesa humanidad”el Gobierno decidió elevar este viernes el alerta antiterrorista y reforzar la seguridad puntos sensibles del país.

Entre las prioridades que estableció la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, se encuentran aeropuertos, instituciones religiosas y culturales de la colectividad judía y embajadas como la de Israel, Estados Unidos y las que así lo demanden. A fines de brinda tranquilidad desde el gobierno aclararon que es solo una medida preventiva: “Simple protocolo. No hubo amenazas”.