El radical Alfredo Cornejo se convirtió en el primer gobernador reelecto en Mendoza el domingo pasado y este batacazo (diez puntos con De Marchi) termina de moldear un nuevo escenario para la Unión Cívica Radical (UCR) de cara a una nueva etapa de gobernanza a nivel nacional.

El histórico partido, UCR, gobernará desde el 10 de diciembre en cinco provincias:

En primero lugar tenemos a Carlos Sadir, delfín de Gerardo Morales, actual gobernador de Jujuy. Sadir logró ser el primero en retener el territorio en este año de tensión electoral, sobretodo después de los conflictos en la provincia norteña.

El segundo fue el correntino Gustavo Valdés, que fue reelecto hace casi un mes en Corrientes y se erige como uno de los posibles nuevos líderes de la UCR a nivel nacional. 

El tercer triunfo vino de la mano de Maximiliano Pullaro, en Santa Fe. Fue más que una sorpresa, al tratarse de un territorio dominado por el peronismo desde hace años. 

La cuarta victoria la consiguió Leandro Zdero, en Chaco, que desplazó del cargo al peronista Jorge Capitanich. Chaco se vio envuelta por el femicidio de Cecilia Stryzowski donde sus presuntos asesinos están ligados al partido justicialista.

Cornejo le puso el broche de oro a la seguidilla de victorias del radicalismo en el interior. El mendocino sacó casi diez puntos de diferencia con el segundo lugar (De Marchi). También estuvo a poco más de 20 mil votos de imponerse en la interna de JxC en la ciudad de Buenos Aires con Martín Lousteau. 

Seguir leyendo: